SOBRE MIRJANA Y LOS QUE LA RODEAN

Volver sobre un autor con quien uno ya ha tenido un encuentro tan pleno no es sencillo… Aparece la pregunta, ¿y ahora qué? Vuelvo a un tipo de dramaturgia, pero con otra historia, con otros actores entonces desde el vamos olvidemos cualquier intento de repetir una experiencia. Dejo de lado la necesidad de hacer algo igual o mejor y, no obstante, estoy en condiciones de radicalizar algunas operaciones que no solamente tienen que ver con la escritura de Martinić. Operaciones con las que me permito discutir sobre las marcas de lo masculino/macho en los lenguajes teatrales, en la actuación, en los temas que tratamos y en cómo los tratamos. Pruebo con este material seguir estudiando la manera en que lo femenino performativo deja de ser un discurso de “lo” femenino para ser un modo que atraviesa los procedimientos. El autor croata, sin saberlo, me ha convidado la posibilidad de salir de las metáforas de “una escena penetrante”, “una escena que perfora o impacta”, de un yo del actor que se expande en su histrionismo y torna pasivo a su público… Por el contrario, nuestra escena se pretende porosa, ahuecada, quiere respirar la fortaleza de lo frágil, de lo abierto… Esa es al menos la iniciativa que intenta compensar una tendencia corporal y/o intelectualmente masculinizadora... Intento una apuesta que –asumiendo tropiezos y contradicciones- por momentos me pide un “estar” femenino como director. Un “estar” que me inoculan positivamente algunas de las mujeres cercanas. Y lo hacen allí, como en el texto que pronuncia Mirjana, mientras están viviendo. Viviendo mutan sus cuerpos para producir vida durante la maternidad y es asombroso, viviendo defienden sus causas y labores con un injusto plus de trabajo sólo por ser mujeres, viviendo aman allende preceptos morales, viviendo nos alojan cómo ellas saben hacerlo, viviendo se convierten en tales y viviendo nos arrojan a ese mundo que a veces no las piensa. Esta obra habla de mujeres que van pudiendo algo. Porque hay que poder irse, hay que poder vivir y hay que poder morir. Algunas veces ninguna de estas cosas son fáciles.

Guillermo Cacace

En el foco de atención está el personaje de Mirjana. Su relación con las personas que la rodean y la relación de esas personas con ella representan su biografía, su vida y su cotidianidad. Así, Mirjana es hija, madre, ex mujer, amante, vecina y amiga. Así, Mirjana está feliz, triste, orgullosa, enamorada, desilusionada y amargada. En la cotidianidad que vive, de tantas reglas y papeles que juega en la vida, parece que se haya olvidado quién es ella en realidad. Lo intentará descubrir en los pocos momentos de soledad cuando está completamente sola, tomando café y fumando. En algún momento, alguien dirá: “No te preocupes por la vida, lo que importa es que vos estés bien”. ¿Cómo llegar a ese “vos”? ¿Quiénes somos nosotros, de todas formas? ¿De qué estamos hechos? ¿Cómo construimos nuestras vidas y cómo hacemos equilibrio entre lo que somos, lo que se espera de nosotros y lo que quisiéramos ser? Mientras observamos las vidas de Mirjana y los personajes que la rodean, creo que podemos reconocernos a nosotros mismos y nuestra propia lucha por laz humor, dolor, pero también poesía.

Ivor Martinić, autor

Ficha técnico artística

Actúan: María Onetto, Gabo Correa, Lide Uranga, Flor Dyszel, Mauricio Minetti, Marcela Guerty, Fernando Contigiani García, Agustina Groba.

Vestuario: Magda Banach

Diseño de escenografía: Félix Padrón

Diseño de luces: David Seldes

Asistente de iluminacion: Martin Fernandez Paponi

Música original: Patricia Casares

Interpretación: Niño Globo: Francisco Casares (guitarras), Juan Pablo Casares (bajo), Juan Manuel Colonna (batería y programación electrónica) Eliana Liuni: vientos, Patricia Casares: voz y piano (Grabado en Estudios ION por Pablo Acedo).

Coach vocal: Sofía Agüero.

Entrenamiento corporal y coreografía: Andrés Molina.

Diseño gráfico: Diego Heras.

Prensa y difusión: SMW.

Asistente de producción: Ailin Ponce Campos.

Producción ejecutiva: Romina Chepe.

Asistencia de dirección: Julián Castro y Pilar Ruiz.

Producción Comercial: Marcelo Riva.

Dirección de Producción: Romina Chepe.

Dramaturgia: Ivor Martinić. 

Traduccion: Nikolina Zidek.

Dirección: Guillermo Cacace.

El proceso

© Guillermo Cacace. Artes Escénicas. Actuación. Dirección de Actores

APACHETA SALA/ESTUDIO: Finochietto 483. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. / Mail: tallerescacaceabriola@gmail.com / Tel: (+54 9) 1130142997 /

  • Instagram
  • Facebook icono social